Historia de la historia

Feliz día historiadores modernos …

La historias nos son contadas, escritas para ser relatadas, qué habrá de verdad sobre ellas?, la subjetividad de autor es la creadora, pero la nuestra será la que le de significado a sus relatos, y así, generación tras generación se va perdiendo el verdadero significado, pues los relatores de la historia también las modifican con su subjetividad, luego nosotros con nuestra acción de observadores. Observamos la historia en los escritos, en las ilustraciones, las oímos de los relatores, y que habrá quedado de la historia original ? quien sabe, solo sabemos de ellas, pero qué tan conscientes estamos de que no solo somos parte de la historia, sino que estamos haciendo historia ?.

Ni Heródoto, primer historiador que existió antes de Cristo, fue olvidado, ninguno, ni Nietzsche, Marx, ni uno solo, si bien unos más que otros, los miles de historiadores son en cierto grado, recordados con respeto. Sí serán importantes los acontecimientos, los sucesos que juntos afrontamos y vivenciamos, son pocos los monólogos que nos relataron, pero ninguna como la de Dios, y la del «Yo» de Freud , historias, a las que no le negamos un destello, tanto que hoy son una parte de lo que somos.

Las historias en ocasiones son cuentos, en otros casos son mitos, en otros simplemente relatos, pero no podemos negar que nos atraviesan, nos identifican, y no de manera aislada sino que en conjunto, en comunidad o en sociedades enteras, y hasta de manera universal. Cuenta la historia que un día la humanidad comenzó a pensar, y no sabemos si fue antes o después que nos contó que fuimos creados por Dios, o si fue a partir de que lo dudamos y analizamos la idea de que en realidad surgimos de una tremenda explosión, sea como sea, haya sido primero el huevo que la gallina, o viceversa, lo importante es que tuvimos historias que hasta el dia de hoy nos permitieron repensarnos constantemente, y gracias a eso seguimos en busca de la verdad, de otras realidades, y gracias a las nuevas historias estamos percibiendo de otra manera, porque no es el relato en sí, lo que conocemos, lo que sabemos y experimentamos, es lo que nos lleva a ser quienes somos. No es la cronología, no es el relato, sino el devenir natural de la humanidad, el proceso por el cual juntos estamos descubriendo el camino a casa, partiendo desde el principio que nos brinda la historia, hacia la construcción de nuevos relatos que nos permitan dilucidar el sendero correcto.

Feliz día historiadores modernos…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: